Impresa en 3D una de las piezas más grandes para un proyecto espacial

Redacción
Sábado, 17 Mayo 2014

RedEye, una de las principales compañías de servicios de fabricación aditiva/impresión 3D del mundo, se ha asociado con Lockheed Martin´s Space Systems Company (SCC) para la impresión 3D de dos grandes simuladores de tanques de combustible para un satélite espacial y el desarrollo de los ensayos de validación de su funcionamiento. El tanque más grande mide 15 pies de longitud (4,57 metros), lo que significa que se trata de una de las piezas más grandes que RedEye haya fabricado nunca.

Gracias a la tecnología de modelado por deposición fundida (FDM) de RedEye, el equipo desarrolló los tanques de combustible en una franja de tiempo muy condensada y con un coste alrededor de la mitad que hubiera tenido un proceso de mecanizado de las piezas. Estas ventajas del prototipado rápido ayudarán a Lockheed Martin a lanzar su nuevo diseño al mercado de forma mucho más rápida en los concursos en los que se liciten contratos.

tanque espacial impresión 3D

"Con la capacidad de la máquina de RedEye y el soporte de ingeniería hemos sido capaces de construir de forma exitosa estos tanques de simulación en una fracción de tiempo y con una fracción de costes", declaró Andrew Bushell, ingeniero de producción de Locheed Martin´s Space Systems Company.

El tanque más grande fue construido en diez piezas diferentes y el más pequeño en seis, usando para ello policarbonato. Combinados, la impresión 3D de los tanques duró casi dos semanas, a razón de unas 150 horas por sección. El gran tamaño de las piezas exigió accesorios específicos para sostener las estructuras a medida que se unían entre sí y se enviaban cumplimentando las especificaciones. Una vez que todas las piezas estaban a punto, el montaje final requirió 240 horas.

tanque espacial impresión 3D

"Este proyecto es doblemente único -ha declarado Joel Smith, gerente de RedEye para el sector aeroespacial y de defensa- porque es la primera simulación de un depósito aeroespacial creada mediante fabricación aditiva y una de las más grandes piezas jamás construidas mediante impresión 3D. Nuestra capacidad para afrontar una configuración tan grande y de adaptarnos sobre la marcha a los retos del diseño demuestran que realmente no hay límites a las posibilidades de resolución cuando se fabrica con impresión 3D".

Aplicación: Aeroespacial, Industria