Una férula impresa en 3D salva la vida de un bebé

Redacción
Jueves, 20 Marzo 2014

El profesor Scott Hollister y el doctor Glenn Green, de la Universidad de Michigan, han formado equipo para diseñar e implantar una férula traqueal impresa en 3D que ha permitido salvar la vida de un niño.

Tráquea impresa en 3D

Garrett Paterson, natural de Layton (Utah, Estados Unidos) y de 18 meses de edad, nunca había estado en su hogar, ya que había pasado su corta existencia en la cama de un hospital, enchufado a respiradores artificiales que ni en el mejor de los casos podían impedir que su respiración se detuviera con frecuencia. Su estado de debilidad era tal, que a menudo sus padres no lo podáin coger en brazos por temor a comprometer su respiración, pero después de que los cirujanos le implantaran un dispositivo impreso en 3D en la tráquea, ahora sus progenitores planean trasladarlo a su casa en Utah por vez primera.

La vida de Garrett ha sido salvada con un nuevo y bioabsorbible dispositivo desarrollado en la Universidad de Michigan por Glen Green, profesor asociado de Otorrinolaringología Pediátrica, y Scott Hollister, profesor de Ingeniería Biomédica y Mecánica.

Garrett sufre una afección llamada Tetralogía de Fallen, con ausencia de válvula pulmonar, lo cual puede suponer tremendas presiones sobre las vías respiratorias. En este caso, Garrett había desarrollado una severa traqueobroncomalacia o reblandecimiento de la tráquea, y los bronquios y sus vías respiratorias habían ido colapsándose hasta el punto de reducirse a pequeñas rendijas.

Sus padres se pasaron meses viendo cómo su hijo dejaba de respirar, se ponía morado  hasta 4 ó 5 veces al día y obligaba al personal médico a resucitarlo  con medicación fuerte y otras intervenciones. El nño tuvo que ser conectado a un ventilador con niveles de presión que habían alcanzado ya el máximo y no mejoraba. Llegó incluso a ser puesto en coma inducido porque si estaba despierto su cuerpo actuaba en contra del respirador artificial.

Sus padres leyeron un artículo en mayo de 2013 sobre el primer bebé salvado por un dispositivo creado por Hollister y Green y creyeron que el caso de Garrett podría ser similar. Aquel bebé acababa de cumplir dos años y seguía estando libre de todos los síntomas relacionados con su traqueobroncomalacia.

 

 

Así que los padres conectaron con la Universidad de Michigan.

En diciembre, la condición de Garrett empeoró aún más. Sus entrañas se estaban obstruyendo debido a las altas presiones de ventilación. Había permanecido en una UCI durante más de un mes y se hallaba en estado crítico. Sus pasdres decidieron recurrir como último extremo al Mott Children´s Hospital. Hollister y Green, utilizando un permiso especial de la Administración sanitaria norteamericana para casos de emergencia, crearon e implantaron una férula para Garrett con un biopolímero llamado policaporolactona. 

Hollister creó un modelo 3D de las vías respiratorias del niño y férulas especialmente diseñadas para un ajuste personalizado en los bronquios del bebé. El dispositivo fue creado directamente a partir de una tomografía computarizada de la tráquea y de los bronquios de Garrett, integrando la imagen basada en el modelo computarizado con una impresora láser 3D para producir la férula.

tráquea impresa en 3D

El 31 de enero de 2014, Richard G. Ohye, jefe de Cirugía Pediátrica Cardiovascular del CS Mott, se dedicó a la compleja tarea de coser dos de estos dispositivos en dos puntos de las vías respiratorias de Garrett, asistido por Green. Durante los próximos tres años la férula será reabsorbida por el cuerpo.

tráquea impresa en 3D

Los pulmones comenzaron a inflarse durante la intervención quirúrgica. "Sabemos -dijo el cirujano- que la férula está actuando y que el niño es capaz de ventilar los dos pulmones. Somos muy optimistas por él".

A medida que va respirando cada vez más por sí mismo, Garrett precisa menos asistencia de ventilación artificial, reducida ahora a la cuarta parte de la presión que precisaba anteriormente. Ahora, hasta puede usar un ventilador en su domicilio, y su intestino está trabajando de nuevo.

tráquea impresa 3D

La traqueobroncomalacia es una enfermedad rara: puede afectar a uno de cada 2.000 nacidos.

 

 

 

Aplicación: Medicina