Prótesis para las manos mediante impresión 3D, el proyecto e-NABLE

Redacción
Sábado, 16 Agosto 2014

Jon Schull, miembro del Instituto de Tecnología de Rochester, asegura que la impresión en 3D de prótesis de mano puede cambiarle la vida a miles de niños que la necesitan. Según las estadísticas, cada 4 minutos y medio, nace un bebé con alguna malformación, muchas de ellas en las extremidades.

Uno de cada mil niños nace con algún tipo de malformación en la mano y buscar una solución en las prótesis normales puede resultar muy costoso. Es por eso que se abre paso dentro de los avances de la ciencia la impresión en 3D como una solución para aquellos que no tienen facilidades económicas.
  
Schull, quien lidera el proyecto e-NABLE, un proyecto de impresión 3D de prótesis, explica que su comunidad cuenta con 1.400 personas, entre científicos, padres de familia, y por supuesto, niños que necesitan las prótesis. “Estamos creando una comunidad para que más personas puedan llegar a tener acceso a este tipo de soluciones, principalmente en comunidades menos favorecidas”, comenta.

Jon Schull - proyecto e-NABLE de manos protésicas por impresión 3D

El proyecto e-NABLEe se originó cuando Richard van As, emprendió una búsqueda de soluciones para sustitur los dedos de su mano que perdió en un trágico accidente. Durante su búsqueda, encontró un modelo creado por Ivan Owen con el que trabajó en la distancia, uno en EEUU y el otro en Sudáfrica. Van As se enteró de un caso de un niño de 5 años que necesitaba una prótesis de mano y tras un encuentro con Owen en Sudáfrica, decidieron ponerse manos a la obra para desarrollar la mano protésica de Liam. El punto clave es que todo el trabajo que realizaron lo hicieron en abierto, accesible a todo el mundo.

Por su parte, Jon Schull, que vió el proyecto, se dió cuenta de que este centró en un caso particular, pero no de una forma genérica, de forma que se pudiera poner en contacto a los que necesitan la prótesis con aquellos que pueden desarrollarla. Inicialmente creó un mapa en Google Maps donde podías incluirte para indicar que poseías una impresora 3D y podías cntribuir a imprimir las prótesis. Tras ello, se creó una comunidad en Google+ y ahí nació e-NABLE.

mano protésica por impresión 3D

En el proyecto colaboran particulares de forma desinteresada que diseñan y adaptan prótesis para los que las necesitan, mientras que otros las fabrican con sus impresoras 3D en casa.

Una mano protésica 'tradicional' puede estar en el rango de los 6.000 a los 50.000 euros, mientras que una mano protésica del proyecto e-NABLE puede costar tan sólo 40 euros.

En septiembre se celebrará la primera conferencia e-NABLE en el Johns Hopkins Hospital en Baltimore, Maryland, EEUU, donde se presentará la e-NABLE 2.0, diseñada por Ivan Owen, Peter Binkley y Frankie Flood, un proyecto financiado de forma colectiva.

Etiquetado como: mano, prótesis, ortopedia, Jon Schull, e-NABLE
Aplicación: Discapacidad, Medicina