Lego también se pasa a la impresión 3D

Redacción
Miércoles, 05 Marzo 2014

John Goodwin, director financiero de LEGO, ha declarado en una entrevista concedida al periódico Financial Times que las impresoras 3D suponen una oportunidad muy valiosa para llegar a nuevos clientes o, mejor aún, satisfacer las necesidades tan específicas de muchos entusiastas. "Estamos analizando las alternativas, además de monitorear lo que hace la gente, pues creemos que hay potencial para ofrecerle algo nuevo a nuestros consumidores", ha afirmado.

El directivo admite que la industria de los juguetes se enfrenta a una posible recesión ante el incremento de la atención hacia las plataformas digitales y dice que la clave para combatir ese problema es reconocer que los niños de hoy en día prefieren las tablets en lugar del entretenimiento físico.

"No se trata de reemplazar una cosa con la otra, sino de crear una forma de convivencia entre ambos aspectos. Por eso Lego está buscando diversificarse a videojuegos, series de televisión, la película recién estrenada y en este caso particular, a la posibilidad de ofrecer un formato mucho más flexible con la impresión 3D," agregó Goodwin, el cual aprovechó para decir que mientras se concreta algo con las impresoras de adición de polímeros, la iniciativa Cuusoo permite que la gente elija el siguiente set de edición limitada, basado en temas icónicos, como Minecraft.

Lego tiene una capacidad de fabricación de 2.000 piezas o 'ladrillos' de sus populares armazones por segundo y el pasado año facturó 55 millones de dólares.

Lego impresión 3D

Fuera de la empresa, la impresión 3D y Lego es una combinación  natural para los demás - a veces literalmente. Diseñadores como Stefanie Mueller han empezado a utilizar Lego como parte de sus prototipos. Para artículos grandes, Mueller desarrolló un programa llamado  faBrickator , que convierte una imagen de diseño 3D en un proyecto de Lego de cosecha propia, junto con las instrucciones. Sólo las partes cruciales, los que necesitan reorganización constante, se reservan para la impresora 3D. De acuerdo con el estudiante de doctorado alemán, utilizando una combinación de bloques de Lego y piezas más pequeñas impresas en 3D se puede cortar un proceso de producción de 14 horas a 67 minutos.

Ya se puede convertir un archivo de diseño en un juego de Lego, por lo que no es difícil  imaginar el salto siguiente: la impresión en 3D de los propios bloques de Lego. De hecho, ya hay ladrillos 3D imprimibles que actúan como adaptadores entre piezas de Lego y piezas no Lego - un proyecto que planteó la cuestión acerca de los límites sobre los derechos de propiedad intelectual. 

Lego tampoco se queda atrás y ya utiliza esta tecnología  para poner a prueba sus propios nuevos productos. A título de  ejemplo, recurre a la impresión en 3D para desarrollar las versiones Lego de Homer Simpson y su familia.

 

 

 

Etiquetado como: Lego
Aplicación: Ocio