Un centro tecnológico español, finalista en una iniciativa mundial de fabricación mediante impresión 3D

Redacción
Miércoles, 12 Febrero 2014

General Electric (NYSE: GE) ya tiene a los diez finalistas de su iniciativa mundial 3D Printing Production Quest: High Precision and Advanced Materials, centrado en el desarrollo de tecnologías de fabricación aditiva mediante impresión 3D de alta precisión y con materiales avanzados, aplicables al sector médico.

De los diez finalistas seleccionados, ocho son europeos y entre ellos figura una entidad española: el centro tecnológico privado vasco IK4-Lortek, situado en Ordizia (Guipúzcoa), especializado en dar soporte al tejido industrial mediante la investigación y conocimiento en materiales, procesos y tecnologías de unión. Este equipo español, integrado por cuatro expertos especializados en fabricación aditiva, fotónica y metalurgia, ha superado la primera fase de la iniciativa de GE tras haber demostrado su experiencia y capacidades para poder dar respuesta a un reto innovador relacionado con la fabricación aditiva.

Lortek General Electric

Mediante esta iniciativa, que GE organiza con el proveedor de servicios de innovación abierta Ninesigma, se busca identificar y premiar a centros tecnológicos o de investigación que sean capaces de poner en marcha un proceso de fabricación aditiva con metales de elevado punto de fusión, como el tungsteno, para la producción, en concreto, de componentes de equipos de imagen médica.

Tras haber superado la primera fase del proyecto, los equipos seleccionados están ahora en el periodo de  tres meses que tienen para desarrollar un prototipo real y fabricar una pieza, conforme a las especificaciones y materiales facilitados por GE, junto a un presupuesto limitado de 5.000 dólares. Los prototipos ganadores –hasta un máximo de tres– se conocerán en marzo y serán seleccionados en base a cualidades como la precisión geométrica, masa, volumen y consideraciones comerciales. Los galardonados recibirán 50.000 dólares cada uno.

General Electric

Esta iniciativa refleja el compromiso de GE con las tecnologías de fabricación aditiva –que aplican innovaciones de última generación para fabricar objetos con impresión 3D mediante el modelo de  superposición de capas de material–, que forman parte de su continuo desarrollo en el amplio campo de la fabricación avanzada. De hecho GE, además de desarrollador, es el principal usuario de tecnologías de fabricación aditiva con metales, en su planta completa en Cincinnati (Ohio), y cuenta con un centro de desarrollo de tecnología aditiva enfocado a la aviación, que produce nuevos componentes, como palas de turbina de alta presión, e investiga nuevos materiales.

Luis Carlos Ardila, coordinador del equipo participante del centro tecnológico IK4-Lortek, comenta al respecto: “Cuando nos enteramos de la iniciativa de GE, entendimos que podía ser una gran oportunidad para dar a conocer a nivel internacional y, sobre todo, a una compañía tan importante en I+D como GE, lo que podemos hacer desde nuestro centro de investigación, localizado en uno de los enclaves más innovadores de Europa, como es el País Vasco.” Y añade: “Este concurso de GE es un reto muy importante por los elevados niveles de dificultad que entraña la aplicación de tecnologías de fabricación aditiva a metales con elevado punto de fusión. No se trata sólo de un avance en el campo experimental, sino de una gran apuesta para la producción industrial futura de piezas de elevada complejidad estructural y de alto valor añadido, ya que eleva las posibilidades de optimización del material, al mismo tiempo que se reducen sensiblemente los residuos producidos, con claros beneficios desde el punto de vista medioambiental.

Por su parte, Daniel Carreño, presidente de GE en España y Portugal, declara: “En GE Iberia, estamos muy satisfechos de que un centro tecnológico español como IK4-Lortek haya destacado en una de nuestras iniciativas internacionales, con las que pretendemos abrir la puerta a nuevas ideas y soluciones capaces de cambiar el mundo. El objetivo de certámenes de este tipo es plantear retos verdaderamente exigentes que ayuden a desarrollar tecnologías innovadoras de forma colaborativa, para que sean cada vez más productivas, eficientes y sostenibles, como son en este caso las vinculadas a la fabricación aditiva, en particular, y a la fabricación avanzada, en su conjunto.”

La fabricación aditiva está transformando los paradigmas de fabricación de sectores tan diversos como el aeronáutico, automoción y médico y permite fabricar productos hasta el momento imposibles de producir mediante sistemas tradicionales, conduciendo así a lo que ya se llama tercera “revolución industrial”.

 

Aplicación: Medicina
País: España