Un adolescente de 16 años crea con una impresora 3D una mano artificial para su amigo de 9

Redacción
Sábado, 08 Febrero 2014

Mason Wilde, un estudiante de secundaria de Kansas City y de tan sólo 16 años de edad, ha diseñado una prótesis de trabajo 'Robohand' para su amigo Matthew, de 9 años, que nació sin dedos en su mano derecha. Ha utilizado para ello una impresora 3D existente en la biblioteca pública.

Según ha informado el periódico local 'The Kansas City Star', Matthew considera a Mason su héroe, con razón. La mano artificial creada por el adolescente puede abrir y cerrar e incluso sostener un lápiz.

La familia de Mason ha declarado que éste ha sentido pasión por averiguar cómo funcionan las cosas desde que era un niño pequeño. En el colegio decidió que quería ser ingeniero antes que centrarse en los deportes, y en los últimos años se ha construido su propio ordenador y ha participado en otros proyectos creativos.

Robohand impresa en 3D

Pensando en su amigo discapacitado, Mason Wilde utilizó un diseño disponible en el sitio Thingiverse de MakerBot. Después de imprimir las piezas termoplásticas para la mano artificial Robohand durante unas nueve horas  en la zona Makerspace de la biblioteca del condado de Johnson, el adolescente montó el mecanismo en la mesa de la cocina con tornillos, hilos de nylon y otros materiales.

Su amigo Matthew ha usado la Robohand tan sólo durante un par de meses y aún está acostumbrándose a ella, luchando para escribir de forma legible, pero mejorando día a día en sus habilidades.

La madre del niño discapacitado, Jennifer, declaró que las manos protésicas que existen en el mercado tenían un coste de 18.000 dólares y estaban fuera de su alcance, mientras que la creada por Mason ha salido, comparativamente, por un precio irrisorio.

 

 

Etiquetado como: prótesis, mano, Robohand, discapacidad
Aplicación: Discapacidad