Impresión 3D y energías renovables, una tándem perfecto

Redacción
Lunes, 10 Febrero 2014
impresión 3d y pilas de combustible de hidrógeno

La impresión 3D o fabricación aditiva está expandiéndose a prácticamente todos los sectores productivos, ofreciendo considerables mejoras en los procesos de diseño y prototipado o directamente en la etapa de producción.

En el sector de las energías renovables también tiene su cabida y ya se están empleando técnicas de fabricación aditiva para fabricar pilas de combustible que utilizan hidrógeno como fuente de energía. Esta tecnología tiene un gran potencial, al ser utilizada como medio de almacenamiento energético o como combustible alternativo a los fósiles; de hecho, es la tecnología que llevó al hombre a la Luna y que últimamente están desarrollando los principales fabricantes de automóviles para comenzar con su comercialización masiva.

El Departamento de Energía de los Estados Unidos ha convocado un webinar para el próximo 11 de febrero donde abordarán la experiencia de las empresas Nuvera y Eaton, que han estado utilizando la fabricación aditiva tanto para realizar prototipos como para la producción de equipos operativos.

Las pilas de combustible utilizan hidrógeno y oxígeno como combustible generando vapor de agua como 'residuo'. El hidrógeno y el oxígeno se combinan a través de unas membranas semipermeables que hacen que los electrones circulen en una dirección, aprovechando ese fenómeno para crear una corriente eléctrica.

Unir dos grandes revoluciones como son las energías renovables y la impresión 3D es sin lugar a dudas uno de esos pasos que marcan el ritmo de la humanidad, como ya lo marcaron la máquina de vapor y los semiconductores. La fabricación aditiva permitirá fabricar bajo demanda, evitando así las ingentes cantidades de piezas y recambios obsoletos que acaban siendo basura de difícil reciclado. Algo que unido a una generación sostenible de energía mediante fuentes renovables puede y debe marcar el ritmo del planeta.

La administración Obama ya ha dado cuenta públicamente de su interés por promocionar la impresión 3D o fabricación aditiva de cara a establecer al país norteamericano como referente mundial del sector. En el último discurso sobre el estado de la nación, Obama citó a America Makes, el Instituto de Innovación en Fabricación Aditiva como ejemplo de cómo una nación puede tomar el liderazgo en el sector mundial de fabricación con alta tecnología.

America Makes indica que ya se han invertido unos 30 millones de dólares para avanzar en las tecnologías de fabricación aditiva o impresión 3D.

Para participar en el webinar:

http://www.imprimalia3d.com/eventos/additive-manufacturing-fuel-cells