Sicnova abre en Málaga su sexta tienda de impresión 3D

Redacción
Sábado, 18 Enero 2014

 La empresa jiennense Sicnova 3D ha abierto  una tienda física en Alameda de Colón, 28 de Málaga (España), donde se pueden adquirir impresoras y escáneres de uso doméstico y profesional, con precios que van desde los 400 hasta el millón de euros, además de asistir a cursos de formación. Se trata de la sexta que inaugura esta cadena a nivel nacional y la primera de Andalucía, dentro de un plan de expansión que la va a llevar a 14 ciudades del país, según informa el diario Sur de la capital de la Costa del Sol.

«Lo que pretendemos es crear una infraestructura de tiendas físicas donde la gente pueda ver, tocar y jugar con esta tecnología y de esta forma poder romper esa barrera existente, porque mucha gente ha oído hablar de las impresoras 3D pero casi nadie ha visto una y muchísimo menos la ha tocado», explicaba Ángel Llavero, director de Sicnova 3D. La empresa no sólo vende las máquinas, sino que ofrece asesoramiento y formación relacionados con esta tecnología: desde cursos de robótica imprimible para niños, en los que aprenden a construir un robot con piezas diseñadas e impresas por ellos mismos hasta otros dirigidos al uso profesional o doméstico de estos dispositivos, e incluso uno para aprender a construir una impresora. También alquilan las diferentes máquinas, que utilizan como materia prima diferentes tipos de plástico, resina, metales, chocolate o azúcar, entre otros.

Sicnova 3D pretende vender en el primer semestre entre 200 y 300 impresoras y escáneres 3D de uso doméstico en Málaga (se calcula que en España en 2014 se venderán unas 15.000 impresoras de uso 'amateur'). En cuanto al sector profesional, se dirige «a todos los sectores que fabrican o diseñen algo: ingenieros, arquitectos, topógrafos, médicos, dentistas, diseñadores gráficos, joyeros, la industria audiovisual y de videojuegos, artistas, industrias...», recitaba Llavero, que se marca el reto de «popularizar esta tecnología y convertirnos en el 'partner' de empresas y personas que quieran crear líneas de negocio. ¿Cómo? Ofreciéndoles servicios de formación, asesoramiento y producción». Antes de la apertura de su tienda, la empresa ya tenía una veintena de clientes profesionales en Málaga, que van desde una escultora hasta joyeros, arquitectos o maquetistas. 

La tecnología 3D no sólo puede ser útil a empresas ya existentes, sino propiciar la creación de nuevos negocios. Ángel Llavero citaba algunas ideas: una pastelería que venda bombones con la cara de los clientes; fotoesculturas como 'souvenir'; carcasas de móvil o tazas personalizadas... «En la Costa del Sol se pueden crear entre cinco y diez empresas basadas en la impresión 3D este año», afirmaba.

Etiquetado como: Sicnova, Málaga
País: España