La impresión 3D eleva el nivel de la pastelería

Redacción
Martes, 14 Enero 2014

Liz y Kyle von Hasseln crearon en 2011 la compañía The Sugar Lab (El Laboratorio del Azúcar), con la que fabricaron esculturas de azúcar mediante impresión 3D para pasteles de boda, si bien dos años después vendieron su tecnología al gigante 3D Systems. Ambos tenían experiencia previa en Biología Molecular y Arquitectura. El equipo compuesto por la pareja, marido y mujer en la vida real, está llevando la tecnología de la impresión 3D al género de los pasteles 'mega-cool'.

Kyle von Hasseln, uno de los cofundadores de la compañía, ha declarado que básicamente lo que hacen consiste en mezclar agua y azúcar. Ellos usan una mezcolanza de agua y alcohol, aplicados de manera muy precisa por capas, selectivamente humedecidas y endureciendo el sustrato de azúcar. El procedimiento es similar al de otras técnicas de impresión 3D, pero lo han optimizado para poder trabajar con el azúcar como materia prima, dotándola de mayor resolución y fuerza, en lugar de con un material estándar de impresión tridimensional.

Combinan alimentos con la impresión 3D y transforman el azúcar en una estructura tridimensional que puede interactuar con el alimento en diferentes condiciones. Por ejemplo, han diseñado un pastel de bodas de cuatro niveles con azúcar impresa de forma tridimensional.

La otra cofundadora de Sugar Lab, Liz von Hasseln, afirma que "la combinación de tecnología, comida y arte es fantástica, y las posibilidades de personalización e innovación no tienen límites".

En este vídeo, correspondiente a una conferencia TEDx en Manhattan Beach sobre la impresión 3D de pastelería, la pareja expone cómo esta tecnología les permite la creación de productos que de otra forma no hubieran sido posibles:

 

 

Etiquetado como: Sugar Lab, azúcar, comida, pasteles
Aplicación: Gastronomía