Barilla: impresión 3D de la propia pasta en el restaurante

Redacción
Lunes, 13 Enero 2014

Barilla, el conocido fabricante italiano de pasta, planea equipar cada restaurante con impresoras 3D de alimentos en unos pocos años. Los clientes podrían entonces obtener su propia pasta 3D  diseñada en el plato en pocos minutos. Barilla está trabajando con TNO Eindhoven en los Países Bajos para que esto ocurra. Kjeld van Bommel, jefe de proyecto en TNO, confirma que han estado trabajando con Barilla en este proyecto durante dos años.

Según van Bommel, varias impresoras 3D de alimentos experimentales ya se han instalado en unos cuantos restaurantes en Eindhoven. Y Barilla dice que espera internacionalizarlas durante el año 2014.

Barilla, el fabricante de  pastas más importantes del mundo, es la primera empresa de producción de alimentos que ve el potencial de las impresoras 3D. Aunque todavía está en fase experimental, TNO espera que en pocos años las impresoras 3D de alimentos se convertirán en un dispositivo de mercado masivo.

Para Barilla, la velocidad de la impresora de alimentos 3D es especialmente importante, pero el dispositivo de TNO no está listo todavía. "Estamos trabajando en la mejora de la velocidad de la impresora.", Dice van Bommel. El objetivo de Barilla es imprimir de 15 a 20 piezas de pasta en unos 2 minutos. "Eso sería posible.", explica van Bommel. "La velocidad de impresión actual es diez veces más rápida que cuando empezamos hace dos años."

Barilla está particularmente interesado en los variados diseños de pasta que una impresora 3D puede crear. "Los clientes pueden traer sus propios diseños.", Dice van Bommel. "Se podría sorprender a su esposa con la pasta en forma de una rosa para su aniversario de matrimonio. Usted puede simplemente guardar su diseño en un USB y llevarlo al restaurante. La impresora 3D de alimentos lo imprimirá en el lugar. "

Uno de los objetivos de la operación es vender a restaurantes los equipos que, al presionar un botón, producirán diferentes tipos de fideos frescos, y todas las variantes de pasta, mediante una impresora 3D y sin mucho esfuezo, según reportaron medios italianos.

Sin duda, si el proyecto de la empresa Barilla logra concretarse, esto supondría menos tiempo y menos esfuerzo a la hora de preparar los platos, además de una reducción de gastos en la elaboración, además se terminaría con  la necesidad de grandes envíos internacionales, según el portal reasonwhy.es.

Según este sitio especializado en márketing y publicidad, este concepto es similar a la inyección de tinta o a las máquinas de café que funcionan con cápsulas.

El problema sería, de acuerdo con reasonwhy.es, el precio de las cápsulas de pasta y la reputación de los platos preparados mediante impresora.

Barilla, fundada en 1877, es el vendedor más grande de pasta en el mundo.  Durante más de 140 años, la compañía ha  sido gestionada por una misma familia. Bajo el liderazgo de los hermanos Guido, Luca y Paolo, ha llegado a su cuarta generación, se expone en el sitio oficial de firma barillagroup.com.

El grupo emplea a más de ocho mil personas, tiene sitios de produción y 13 marcas.

Cada año, sus fábricas producen 1.7 millones de toneladas de productos bajo las marcas Barilla, Mulino Bianco, Voiello, Pavesi, Gran Cereale, Pan di Stelle, Wasa, Harry’s (Francia y Rusia), Academia Barilla, Misko (Grecia), Filiz (Turquía), Yemina y Vesta (México).

Miles de productos de la marca son distribuidos para su consumo en más de  100 países, informa barillagroup.com.

Barilla espera tener su prototipo de impresora de pasta 3D lo antes posible para ofrecerlo a los compradores.

Etiquetado como: Barilla, comida, alimentos, pasta
Aplicación: Gastronomía