Ikaslab, espacio de experimentación para la impresión 3D

Redacción
Sábado, 21 Diciembre 2013

Tumaker, la empresa radicada en Oiarzun (País Vasco, España) y que diseñó y comercializó la primera impresora 3D de bajo coste en España, ha constituido junto con el Instituto de Formación Profesional Don Bosco, de Errentería, el denominacio espacio Ikaslab, que cuenta con una subvención de la Consejería de Educación del Gobierno vasco. El acto inaugural estuvo presidido por el viceconsejero de Formación Profesional del Ejecutivo de Euskadi, Jorge Arévalo; el alcalde de Errentería, Julen Mendoza, y el director del Instituto Don Bosco, Nicolás Sagarzazu.

También estuvieron presentes 15 representantes de otras tantas empresas de Oarsoaldea, que mostraron su interés por utilizar el ikaslab para acciones de I+D en tecnología 3D. Este es el primer laboratorio que se monta, pero durante el presente curso académico se van a instalar otros 12 en los principales centros de Formación Profesional de Euskadi, que permitirán crear una red de Ikaslabs en la que «se podrá investigar y avanzar entre todos en este mundo apasionante que se está abriendo camino en la tecnología de vanguardia».

Según Tumaker, el Ikaslab es tanto un espacio físico como virtual. El espacio físico está especialmente diseñado para la colaboración y trabajar en equipo, para enseñar y aprender, para compartir. Cuenta con herramientas de fabricación personal como impresoras Tumaker Voladora, escáneres 3D, elementos de post-procesado, etc. Detrás de ello hay una plataforma virtual, una plataforma que permite la gestión del espacio y sus contenidos, y que además permite conectar los diferentes Tumaker IkasLab para crear una comunidad y desarrollar iniciativas, actividades, proyectos etc. entre los diferentes centros de Formación Profesional. De esta forma,  es un Hito para la Formación Profesional de Euskadi ya que será pionera en disponer espacios, actividades y ciclos especializados, relacionados con la fabricación personal e impresión 3DLos profesores y alumnos dispondrán de medios y servicios para realizar una gestión óptima y creativa del espacio. Podrán desarrollar e incorporar la fabricación personal a sus proyectos, aprender, colaborar , co-crear e innovar junto a empresas de la comarca.

El Ikaslab también es una oportunidad para acercar la Formación Profesional a las empresas. Una oportunidad para ayudar a los alumnos a especializarse en fabricación personal, ámbito novedoso que generará oportunidades de trabajo en el futuro. O como embrión y laboratorio de ensayo de una nueva empresa. Un nuevo futuro con una nueva realidad: la fabricación personal, las impresoras 3D y tus ideas llevadas a la realidad.

Los trabajadores que en Tumaker realizan las tareas de I+D+I no son ingenieros, sino  alumnos de Formación Profesional formados en el Instituto Don Bosco, en concreto en el Departamento de Electrónica. El Ikaslab  ya ha empezado su actividad y en estos momentos se está impartiendo el primer curso de impresión 3D a 14 trabajadores dentro del programa Hobetuz y el mismo se repetirá en febrero para otros tantos empleados.

Carlos Lizarbe, profesor del centro, señaló que se ha habilitado una zona común existente en Don Bosco para instalar en ella 7 impresoras  3D y una zona para escanear. 

El centro fue elegido para esta experiencia piloto «debido a que ya teníamos una impresora 3D desde el curso pasado. La acogida por parte de los alumnos a la misma fue extraordinaria. Es una tecnología emergente, cuyo conocimiento va a ser reclamado en el futuro por las empresas que contraten a los alumnos. Por ello hemos querido estar en la vanguardia».

Mikel Beldarrain, alumno de 2º de Mantenimiento Electrónico dijo que la impresión 3D «es una tecnología muy buena, que nos está gustando mucho. Yo con estudios de tornero y fresador me doy cuenta de que es la tecnología del futuro, cuando se consiga pasar del plástico, al acero o el cristal, algo que ya es inminente pues se habla de que ya el próximo año se comercializarán este tipo de impresoras en Estados Unidos, se podrá decir de que cualquier persona se podrá instalar un pequeño taller en su casa. Va a ser una auténtica revolución».

 

 

 

 

Etiquetado como: Ikaslab, educación, Tumaker, Don Bosco
País: España