Gran Bretaña también prohíbe las armas por impresión 3D

Redacción
Martes, 10 Diciembre 2013

El Ministerio del Interior del Reino Unido ha aclarado su normativa sobre las armas de fuego y dejado claro que será ilegal fabricar, vender, comprar y poseer armas creadas con impresoras 3D. La impresión 3D de armamento sin licencia será ilegal y punible en el Reino Unido con penas de hasta diez años de cárcel, ha aclarado el Gobierno británico en respuesta a la creciente preocupación pública por las armas de plástico.

Armamento realizado mediante la impresión tridimensional de sus componentes, como la pistola Liberator, diseñada por Defense Distributed y liberada para el mundo en mayo de 2013, ya estaba prohibido en el Reino Unido en virtud de la Ley de Armas de Fuego de 1968, pero ahora el Ministerio del Interior ha ratificado expresamente su normativa citando la fabricación, venta, compra y posesión del mismo si no media una autorización previa y expresa. La norma también se aplicará a los componentes individuales de pistolas.

Las pistolas impresas en 3D han causado preocupación en la Policía desde el diseño, con éxito, del primer modelo y su publicación libre y 'online', que provocó más de 100.000 descargas en todo el mundo en tan sólo dos días. En el Reino Unido hay alrededor de 170.000 licencias de armas y 620.000 permisos para escopetas actán actualmente en cuestión. Todas las armas de fuego deben ser autorizadas por la Policía y están sujetas a un largo proceso de tramitación.

Etiquetado como: armas, armamento, pistola