Piel mediante impresión 3D

Redacción
Domingo, 26 Enero 2014

Investigadores de la Universidad de Liverpool están desarrollando piel sintética que pueda ser fabricada mediante impresoras 3D y adaptada a una persona en función de su edad, sexo y grupo étnico. Se piensa que la impresdión tridimensional tiene un gran potencial para la medicina. Sin embargo, han fracasado hasta ahora los esfuerzos para producir piel que se vea de forma lo suficientemente realista como para que no pueda ser distinguida de la piel auténtica.

En colaboración con la Universidad de Manchester, investigadores de Liverpool están ahora desarrollando técnicas de procesamiento de imágenes y modelado 3D que permitan reproducir la piel de una persona para que parezca natural, cualquiera que sea la luz a la que se muestre.

Sophie Wuerger

Mientras que es imposible imprimir piel sintética en una tonalidad, ello no refleja la diversidad superficial exitente en la vida real, con pecas, venas y arrugas. La gente camina tanto a la luz del día como a la luz artificial, lo cual produce sombras diferentes, y la piel sintética debe proyectar los mismos efectos. 

El uso de una cámara 3D permitirá  que la geometría tenga en cuenta que la percepción de la piel está a menudo influenciada por factores tales como la sombra. El primer capítulo del proyecto será el de perfeccionar la tecnología de cámara 3D y el procesamiento posterior de imágenes que pueden coincidir casi exactamente con el tono y la textura de la piel de un individuo bajo diferentes fuentes de luz. Esto se llevará a cabo de forma individual, para que la piel sintética de cada persona se confeccionada a medida.

Los investigadores también proyectan tomar imágenes en 3D de los tipos de piel de centenares de personas, con el fin de crear una base de datos que pueda ser utilizada de forma general hasta en zonas remotas o en países donde es difícil acceder a cámaras 3D calibradas. Las impresoras tridimensionales, sin embargo, son realmente baratas, así que con el acceso a un banco de tipos de piel y a una impresora 3D, los médicos podrían obtener el tipo de piel que deseen de la base de datos.

El proyecto se desarrollará durante tres años por el Consejo para la Investigación en Física e Ingeniería.

Etiquetado como: piel, medicina, salud, Sophie Wuerger
Aplicación: Medicina