Barcelona tendrá el primer FabCafé europeo

Redacción
Viernes, 15 Noviembre 2013

La ciudad de Barcelona (España) estrenará en enero de 2014 el primer FabCafé de Europa, un espacio pionero que combinará restauración y fabricación digital, según informa La Vanguardia. Se trata de un local donde el cliente podrá tomar algo y a la vez 'imprimir' en tres dimensiones el último diseño que haya creado desde el portátil personal. Incluso desde el móvil. Y durante los minutos que tarde en fabricarse la pieza –prototipos, decoración efímera, pequeños juguetes…–, podrá desayunar, picar algo o conectarse a internet. Como una copistería, pero en 3D y con servicio de bar.

El FabCafé Barcelona estará ubicado en los bajos del número 11 de la calle Bailén, en el Eixample, dentro del espacio de coworking MOB (Makers of Barcelona). "Por ahora nos lo planteamos como un 'pop-up', abrirá hacia enero de 2014 y veremos cómo va", explica con cautela Andrea Valverde, coworker y responsable de comunicación del MOB.

Aunque sea el primero de Europa, este tipo de establecimiento ya se ha implantado con éxito en otros lugares del mundo, como Asia y América Latina. De hecho, el barcelonés será el hermano pequeño de los FabCafé de Tokio (Japón) –que fue el primero en abrir, en marzo de 2012–  y de Taipe (Taiwán), con los que compartirá imagen corporativa. Aspiran a crear una red mundial, que imitaría el modelo de las franquicias pero aportando el conocimiento y la marca sin exigir a cambio cánones ni licencias. Aplican la filosofía Copyleft y el Do It Yourself, con un aire juvenil, lúdico y tecnológicamente altermundista. "Abra un FabCafé en su ciudad y únase a nosotros en el desarrollo de comunidades creativas y divertidas por todo el mundo", reza la web del local nipón.

La fórmula encaja a la perfección con el espíritu de los impulsores catalanes, la singular comunidad del MOB. La forman más de 100 artistas, emprendedores y diseñadores, que han hallado un lugar de trabajo asequible y propicio al networking en un antiguo almacén industrial cercano al centro. Con más de 1.000 m2 y reformado a lo loft, hoy acoge largos escritorios compartidos, ordenadores, salas para eventos y reuniones, biblioteca y rincones de relax para hacer una pausa.

El sótano, llamado Maker Space y dinamizado por el colectivo MadeBCN, ya alberga varias máquinas de fabricación digital que por ahora sólo utilizan los creadores residentes. Contiene, por ejemplo, una impresora 3D estereolitográfica, otra de deposición fundida, una fresadora y una cortadora de vinilo. La apertura del FabCafé permitirá al MOB rentabilizar y ampliar una infraestructura de la que ya dispone, además de abrirla al público y contribuir a la popularización de la fabricación digital.

Barcelona va tomando forma como ciudad de referencia para los fabbers del sur de Europa, o lo que es lo mismo, los forofos de la incipiente fabricación digital. Los precursores de la materia son los integrantes del Fab Lab Barcelona, en el Poblenou, un centro dedicado a la innovación tecnológica en el diseño y la arquitectura. Más de 150 personas prueban su maquinaria cada mes, entre alumnos, clientes y trabajadoresForman parte de una red mundial auspiciada por el Massachussets Institute of Technology (MIT) y que tiene como principal vocación "devolver la fabricación a lo personal y que las personas dejen de sentirla lejana y ajena". Aspiran a que cada cuál aprenda a fabricarse, con programas informáticos de manejo intuitivo, sus propios objetos cotidianos, como sillas, vasos, ropa o cucharas.

 

Etiquetado como: FabCafé, Barcelona, MOB
País: España