El primer aeroplano de la historia ya se puede imprimir en 3D

Redacción
Jueves, 14 Noviembre 2013

El Smithsonian Institute de Washington , cuyas colecciones albergan 137 millones de objetos imposibles de ser expuestos a la vista del público por su ingente cantidad (hasta el punto de que hay muchos fondos cedidos a otros museos), ha decidido crear modelos 3D de una selección de los más importantes o atractivos para que puedan ser descargados e impresos con una impresora tridimensional en cualquier parte del mundo, sobre todo por colegios y universidades, con fines educativos.

Entre estas piezas de gran significado histórico se encuentran el primer aeroplano de la historia, construido por los hermanos Wright; máscaras faciales del presidente Abraham Lincoln, y el traje de vuelo de la piloto Amelia Earhart, una heroína femenina que desapareció durante una travesía sobre el Pacífico y jamás ha sido hallada, ni su cuerpo ni su avión. Su historia y su osadía inspiraron la película de Hollywood ‘Amelia’.

El director digital del Smithsonian Institute, Gunter Waibel, declaró al Nuevo Herald que los museos buscan redefinir su relación con el público a fin de hacerla más interactiva. "Ahora los museos están considerando su relación con el público y empiezan a potenciarlo", afirmó.

Como el costo del escaneo en tres dimensiones y los equipos impresores han bajado en los últimos años, Waibel dijo que se abría una nueva oportunidad para que los museos cambien el modo de recolectar y conservar artefactos y promover la educación por su intermediación. Afirmó que los modelos tridimensionales pueden ayudar a narrar historias y permitir lecciones más interesantes.

Los educadores del Smithsonian están preparando giras interactivas para mostrar  en línea los modelos tridimensionales. Para el avión de los Wright, de 1903, han suministrado explicaciones sobre el diseño del motor y las alas, y el usuario puede rotar la imagen del objeto en toda dirección para verlo desde cualquier ángulo.

Hasta ahora, el Smithsonian ha destinado unos 350.000 dólares anuales para la digitalización en 3D y ha recibido equipos donados por compañías. Pero el museo está trabajando para recaudar 15 millones de dólares a fin de mudar el laboratorio de 3D de un depósito suburbano en Maryland, a un nuevo centro de innovación en el Bulevar de los Monumentos. Allí el público podrá apreciar algunos de los adelantos de la tecnología tridimensional e imprimir objetos del museo en 3D.

No está claro cuánto se tardará en crear una colección considerable de objetos en 3D. Dependerá de la financiación y la aplicación de las técnicas que el laboratorio acaba de crear, dijeron algunos de sus funcionarios. Para otras tareas de digitalización, el Smithsonian ha apelado a asociados privados e incluso podría acudir a voluntarios.

Programa en 3D del Smithsonian:

http://3d.si.edu/

http://3d.si.edu/article/getting-started