Colibrí, el proyecto mexicano de impresora 3D

Redacción
Jueves, 14 Noviembre 2013

La  empresa mexicana InterLatin ha dado validez oficial, al colgarla en su página web, a una información publicada por El Economista en la que revela que esta compañía está desarrollando el proyecto interno Colibrí 3D para la fabricación de una impresora tridimensional propia que podría lanzar al mercado a finales de 2013 o principios de 2014. El equipo responsable del proyecto está compuesto por Gustavo Benítez, Francisco Martín del Campo, Juan Pablo González y Ricardo Madrigal.

“El proyecto empieza en un momento en que teníamos poca carga de trabajo y, simplemente por el hecho de buscar hacer cosas nuevas e innovar, surge la idea de que podemos hacer una impresora 3D. En octubre del año pasado se empieza a investigar la tecnología, cómo funciona y los componentes hasta tener un concepto y un plan de trabajo. En diciembre del 2012 se presenta al director de la empresa y nos da luz verde para arrancar el proyecto”, contó Juan Pablo González, diseñador junior en el Centro de Diseño de InterLatin.

De visita en la ciudad de México para exponer su tecnología durante la 34 Convención Nacional de Canieti, los miembros del equipo de desarrollo de Colibrí 3D aseguraron que, luego de un año de desarrollo y tras una inversión de aproximadamente 6.000 dólares, ya afinan los últimos detalles para iniciar la comercialización del producto a un precio al público inferior a los 1.000 dólares.

El lanzamiento, de lograrse este 2013, estaría en línea con la celebración del 15 aniversario de la fundación de InterLatin, que dirige Alejandro Carrillo. InterLatin se dedica a la manufactura digital, el desarrollo de productos digitales, el diseño mecánico para electrónica y el diseño y simulación de plantas. Tienen 300 colaboradores, instalados en el parque industrial Jalisco de Tlaquepaque, en la zona metropolitana de Guadalajara (México).

“Para el primer año pensamos colocar unas 6.000 impresoras en México. Nuestra área de negocio será México, buscando mercados muy específicos como el educativo o el casero, y eso nos permitirá pensar en un mercado global, sobre todo porque creemos que tenemos un producto competitivo con lo que hay en otros países a un mejor precio y mejores características”, explicó Salvador Fabila, director del área de Desarrollo de Productos Digitales de InterLatin.

La impresora desarrollada por la empresa permite, por ejemplo, construir en 25 minutos un objeto de plástico ABS (un plástico delgado, de baja densidad, utilizado para imprimir en 3D) de 4x4x4 centímetros, a partir de un modelo hecho en un software de diseño.

En los planes de comercialización también está la entrega de un software de InterLatin para el diseño digital de productos, con la idea de facilitar la adopción de esta tecnología en personas que sean ajenas a las áreas de ingeniería, arquitectura o diseño.

“Cualquier persona, incluyendo un niño, una señora, una ama de casa que probablemente no tiene mucho conocimiento en ingeniería, podrá usarlo sin mayor complejidad y con la sencillez de tomo, acomodo, adecuo, escalo e imprimo”, aseguró Ricardo Madrigal Maldonado, ingeniero en InterLatin y miembro del proyecto.

 

 

 

 

Etiquetado como: Colibrí, InterLatin, México
Aplicación: Tecnología
País: México