Primera pistola de metal del mundo por impresión 3D

Redacción
Viernes, 08 Noviembre 2013

La empresa tejana Solid Concepts, con sede en Austin y uno de los líderes mundiales en servicios de impresión 3D, ha fabricado la primera pistola de metal del mundo con impresión tridimensional y mediante un procedimiento de sinterización láser, con polvo de metal como materia prima.

El arma es la reproducción de un diseño clásico del año 1911 y, según la compañía, funciona perfectamente, como prueba el hecho de que ha superado ya 50 rondas de disparos. Se compone de 33 piezas de acero inoxidable y de Inconel 625 (una súper aleación de base níquel-cromo), y para la empuñadura se ha utilizado fibra de carbono combinada con nylon.

El éxito de la fabricación y funcionamiento de esta pistola de metal demuestra, a juicio de Solid Concepts, la viabilidad de la impresión 3D para aplicaciones comerciales.  “Estamos demostrando que esto es posible; la tecnología ha llegado a un punto en el que ahora podemos fabricar un arma con polvo de metal mediante la impresión 3D”, ha declarado Kent Firestone, vicepresidente de Fabricación Aditiva en Solid Concepts. Y ha añadido: “Nosotros estamos haciendo esto legalmente. De hecho, hasta donde sabemos, somos el único proveedor de servicios de impresión 3D con una licencia federal de armas de fuego (FFL). Ahora, si un cliente cualificado necesita una pieza única de una pistola en cinco días, podemos entregarla”.

El proceso de sinterización con láser del metal usado por la compañía tejana para fabricar más de 30 componentes de la pistola es uno de los más precisos disponibles en la manufactura aditiva para realizar las partes intercambiables y la inrterconexión dentro de la pistola  de la serie 1911. El arma demuestra las posibilidades de esta técnica. Además, la impresión 3D con metal presenta menos problemas de porosidad que una pieza de fundición y mejores prestaciones que una pieza mecanizada.

El cañón de esta pistola impresa tridimensionalmente soporta 20,000 psi (unidad de presión por pulgada cuadrada) cada vez que es disparada. Solid Concepts eligió este modelo de 1911 porque su diseño es ya de dominio público. La pistola, construida con 33 piezas, es réplica del revolver M1911 diseñado por John Browning y utilizado en las últimas etapas de la guerra entre Estados Unidos y Filipinas (1899-1902).

Solid Concepts estima que la pistola de metal impresa en 3D demuestra que la impresión tridimesional no consiste en crear solamente baratijas y cabezas de Yoda (un personaje de la película ‘La guerra de las galaxias’, que suele ser utilizado como figura de demostración del buen funcionamiento de este tipo de máquinas) y desmonta la idea de que esta tecnología no es una solución viable o que no está todavía lista para la producción industrial. Al contrario, según la compañía tejana, con los materiales adecuados y una empresa que sepa cómo aplicar los mejores programas y mantener sus máquinas, la impresión 3D es precisa, poderosa y ha llegado para quedarse.

 

 

Así funciona el procedimiento de sinterización por láser del metal con el que ha sido fabricado la pistola:

 

 

 

 

 

Etiquetado como: pistola, arma, Solid Concepts