Atomium, la impresora 3D que sustituirá a los robots de cocina

Redacción
Domingo, 22 Septiembre 2013

Luiza Silva es una estudiante brasileña de diseño, de 24 años de edad, que ha  desarrollado para el concurso de diseño convocado por la multinacional sueca Electrolux una gastroimpresora 3D de alimentos, sustitutiva de los robots de cocina, denominada Atomium. Su funcionamiento se basa en imprimir en tres dimensiones a partir de imágenes en dos dimensiones y utilizando para ello cápsulas alimenticias como materia prima con el objetivo de convertir el momento de comer, tan repudiado por muchos niños inapetentes, en una actividad agradable, creativa y saludable.

La posibilidades son inmensas, hasta el punto de que con Atomium se puede, por ejemplo, fabricar alimentos con la forma de los juguetes preferidos de los niños, ya sea con la apariencia de un camión o de una muñeca.

Según expone la compañía sueca en la página web de su ‘Design Lab’, Atomium desarrolla comidas basadas en los deseos de sabor y de la forma que pretendan darle los niños, los cuales envían a la impresora  3D un dibujo o un objeto para que cree el producto alimenticio con su estética preferida.

Atomium reconoce el dibujo/objeto mediante su exploración/escaneado, elige los ingredientes moleculares adecuados para el organismo del usuario conforme a sus datos médicos y luego lo imprime en 3D. La impresora utiliza un sistema de huella  digital para reconocer al usuario (también cabe la posibilidad complementaria del reconocimiento de voz) y conectarse a una base de datos donde ponerse al corriente de las últimas novedades relacionadas con su salud, tales como la revisión médica y las actividades diarias que pueden influir en su equilibrio nutricional.

Luiza Silva, por su parte, cuenta que para componer las cápsulas alimenticias que, mezcladas, permiten la impresión 3D de la comida deseada por los niños o por cualquier miembro de la familia estudió la composición molecular de la mayoría de los alimentos e identificó 20 moléculas básicas que permitían componer una gran cantidad de diferentes platos y sabores: proteínas, lípidos, carbohidratos, colesterol (bueno), potasio, retinol, piridoxina, riboflavina, fibra, sodio, calcio, magnesio, cobre, manganeso, niacina, tiamina, fósforo, hierro y zinc.

Para la empresa Electrolux, Atomium permitirá socializar la preparación de los alimentos en el seno de la familia, ya que cada miembro de la misma podrá elegir el sabor, la textura y la estética de su comida.

Por su parte, Luiza Silva llegó a la conclusión durante su investigación de los hábitos familiares de que la impresión 3D de alimentos puede acabar con el desperdicio de comida y de bebidas y la generación de gran cantidad de desechos, al tiempo que con la obesidad infantil por hábitos alimenticios poco saludables.

http://electroluxdesignlab.com/en/submission/atomium/

http://electroluxdesignlab.com/en/development-blog/luiza-silva/