Diez muestras de las posibilidades de la 3D

Redacción
Jueves, 12 Septiembre 2013
Estos son algunos de los objetos más sorprendentes fabricados hasta el momento con impresoras 3D:
 
1. Un edificio entero
 
El estudio holandés DUS Arquitects está construyendo en Amsterdam la primera casa fabricada totalmente con una impresora 3D. Para ello, se ha tenido que crear la impresora más grande del mundo, de 6 metros de alto. La super-impresora construirá, por este orden, las paredes exteriores, los techos y los muebles del edificio, cuyo coste será sensiblemente menor del de un edificio convencional.
 
2. Un brazo robótico
 
Un chico de 17 años de Colorado (EEUU) ha logrado moldear y ensamblar un brazo robótico que podría utilizarse a modo de prótesis ortopédica y cuyo coste es 160 inferior a las prótesis ortopédicas disponibles en el mercado. El joven Easton LaChappelle se apoyó en el repositorio de piezas y dispositivos Thingverse para emprender su logro.
 
3. Una pizza
 
Efectivamente: las impresoras 3D pueden trabajar con comida. La Nasa ha encargado a la empresa Systems and Material Research la creación de este dispositivo. Los componentes de la comida serán mezclados a partir de polvos, y mientras la masa se hace, se preparan los toppings. De momento ya han conseguido crear una galleta de chocolate.
 
4. Una Estatua de Thomas Jefferson
 
El Museo Smithsoniano dispone de un tremendo programa de escaneo e impresión en 3D para replicar algunas de sus piezas. Una estatua del tercer presidente de los Estados Unidos es el objeto más grande replicado por uno de estos aparatos, y el resultado es magnífico.
 
5. Una pistola
 
En teoría, este tipo de máquinas sólo podían crear el aspecto exterior de un objeto: no podían replicar mecanismos complejos. El ejército utilizó una de las más sofisticadas para crear un fusil de asalto, pero en realidad, se puede hacer incluso con una de las más sencillas, aunque el aspecto sea el de una herramienta para el bricolaje.
 
6. Un edificio terrorífico
 
 Dos arquitectos alemanes ensamblaron una enorme habitación en la que se utilizó piedra arenisca en su fabricación. Inspiradas por la obra de H.R. Giger, se compone de patrones sumamente intrincados creados mediante un algoritmo que divide y repite las formas hasta crear estas estructuras.
 
7. Una base lunar
 
Está todavía en proyecto, pero ya suena como candidata para revolucionar la (aún incipiente) conquista del espacio: la Agencia Espacial Europea planea utilizar impresoras 3D para construir bases en la Luna. Los arquitectos Foster + Partners han ideado una estructura celular con protección contra la radiación espacial y los micrometeoritos que incorpora un refugio presurizado para los astronautas. El refugio no se llevaría desde nuestro planeta sino que se imprimiría a partir de 1,5 toneladas de materiales de la propia superficie lunar.
 
8. Una guitarra eléctrica
 
Y con diseños  exclusivos. El artista Olaf Diegel tiene un curioso catálogo de guitarras creadas de esta manera en su página web, que vende al público a precios… exclusivos: a partir de 3.000 euritos.
 
9. Una Mandíbula
 
Por supuesto, estas impresoras tienen fines médicos. Un hospital holandés fabricó una mandíbula protésica que fue implantada en una señora de 83 años. Gracias a la inmediatez del proceso, la mujer podía comer y hablar al día siguiente de la operación. No es sino uno de los muchos usos médicos que les podemos dar.
 
10. Vinilos de tus canciones favoritas
 
Ya no necesitas un formato tan aparatoso para escuchar música. Pero eso es precisamente lo que lo hace tan cool. Amanda Ghassaei ha creado una técnica por la cual se puede convertir cualquier canción en formato digital en un single en vinilo, que podemos reproducir en cualquier tocadiscos. El software necesario para crear los archivos para tu impresora está disponible en su web.
Etiquetado como: muestras, aplicaciones, posibilidades