Un filamento médico puede revolucionar la impresión 3D

Redacción
Sábado, 14 Septiembre 2013

Un filamento de poliéster empleado comúnmente para suturas médicas, protectores bucales, prótesis y tejidos especializados ahora ha sido adaptado para la impresión en 3D por MakerBot.

Y para la Semana de la Moda de Nueva York, el diseñador Francis Bitonti utiliza dos dos impresoras 3D off-the-shelf MakerBot Replicator para hacer el vestido Verlan, para el que son necesarias   unas 400 horas de imprimir ( más de dos semanas).

"Estamos muy entusiasmados con el desarrollo del filamento flexible para MakerBot Flexible", dijo Bre Pettis, CEO de MakerBot, quien añadió que se trata de un filamento de 1,75 mm que se flexiona y se mueve después de que se extruye y se puede reutilizar desde su origen. 
"No es tóxico y es totalmente biodegradable, proporciona una superficie de acabado liso y funciona bien para las impresiones 3D entallado o personalizado ", dijo. "Es diferente a los filamentos tradicionales de impresión en 3D ( que son sólidos y rígidos después de la extrusión) y con su flexibilidad y elasticidad podrían revolucionar la industria."

El vestido Verlan fue creado en los talleres de Francis Bitonti y será exhibido en DAHRC del Instituto Pratt en Nueva York a finales de 2013.

"Durante los talleres, los estudiantes se inspiraron en las líneas de los músculos en el cuerpo humano y cómo se distribuyen los grupos musculares", dijo Bitonti. "A través del modelado, las estudiantes idearon nuevas formas para el vestido. Para el material, necesitamos algo que fuera capaz de ajustarse al cuerpo. Si fuera rígido, el flujo y la sensación de los músculos del cuerpo no sería posible, sería como una armadura.Necesitábamos este material para flexionarse y desplazarse con el movimiento, al igual que lo hacen los músculos, y filamento flexible de MakerBot  viene  muy bien para el diseño. "