Impresión 3D para los cohetes de la NASA

Redacción
Martes, 16 Julio 2013

La NASA prueba un propulsor de cohetes espaciales con componenentes impresos en 3D

La agencia aerospacial norteamericana ha probado con éxito un propulsor de cohetes espaciales con un inyectos de oxígeno líquido e hidrógeno gasesoso fabricado mediante la tecnología de impresión en 3D.

Además, los componentes han sido fabricados de forma más rápida y barata, ya que han coseguido realizar los componentes en menos de cuatro meses, cuando habitualmente, dado el grado de precisión necesario, necesitan casi un año para fabricarlos. El coste ha sido igualmente reducito en un 70%

La pieza ha sido realizada a una escala inferior a su tamaño real, aunque con un tamanño adecuado para realizar las pruebas de resistencia a la temperatura y presión existentes en un reactor real. Para estos componentes, la NASA ha utilizado la technología de Sinterizado Láser Selectivo (SLS) que consigue transformar un diseño en 3D en una pieza real mediante un laser que funde finos granos de metal de forma selectiva para conseguir una pieza sólida.

"En la NASA, creemos que en la Tierra y potencialmente en el espacio exterior, la impresión 3D puede ser un cambio de paradigma para nuevas misiones, reduciendo de forma sognificativa los tiempos de producción y los costes imprimiendo herramientas, partes de motor o la nave espacial al completo", afirmó Michael Gazarik de la NASA.

Jeff Haynes, de la empresa Aerojet Rocketdyne, que también ha participado en el proyecto, ha comentado que el inyector realizado supone un gran avance en las aplicaciones de la impresión 3D, generalmente usada para para fabricar partes más simples y de menor importancia. "El inyector es el corazón del motor del cohete y supone una gran parte de los costes de todo el sistema. Hoy desponemos de los resultado de un inyector realizado con impresión 3D en unas pruebas realizadas bajo condiciones reales de trabajo", afirmó Haynes.

La agencia está también interesada en investigar si se puede realizar impresión 3d de objetos a partir de polvo lunar, de hecho, ya a pedido a la Universidad Estatal de Washington que lo estudie para comprobar su viabilidad. Esto permitiría a los futuros astronautas poder fabricar recambios en el espacio tan sólo con darse un paseo a la luna para recoger materia prima.

 

 

 

 

Etiquetado como: NASA, espacio, cohetes, Aerojet Rocketdyne