Una impresora 3D para la Estación Espacial Internacional

Redacción
Jueves, 05 Septiembre 2013
La NASA planea lanzar por primera vez una impresora 3D para instalarla en la Estación Espacial Internacional el próximo año, en el que será el primer intento de fabricar piezas de repuesto fuera del planeta Tierra. 
 
Para ello, la compañía Made in Space se ha asociado con el Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA en el 3D Printing in Zero G Experiment.
 
‘El experimento de impresión 3D con la NASA es un paso hacia el futuro. La capacidad de imprimir piezas y herramientas en 3D bajo demanda aumenta en gran medida la fiabilidad y la seguridad de las misiones espaciales al mismo tiempo descienden los costes de lanzamientos, ’ comento Aaron Kemmer, CEO de Made in Space.
 
Esta impresora en 3D sería lanzada en agosto de 2014 gracias a una cápsula Dragon de SpaceX en la que se enviarán además otros suministros.
 
El dispositivo utilizara polímeros y otros materiales para construir objetos capa por capa. Los planos de estos objetos serán pre-cargados en un ordenador que viajará también con la impresora.
 
"Los defensores de este sistema señalan que la impresión 3D puede ayudar a hacer la vida en el espacio más fácil y más barata. Por ejemplo, más del 30 por ciento de las piezas de repuesto actualmente a bordo de la Estación Espacial Internacional se pueden fabricar gracias a estas impresoras", comentó el co-fundador de Made in Space y director técnico Jason Dunn durante la presentación en el Centro de Investigación Ames de la NASA.
 
Mientras que la fabricación fuera de la Tierra tendrá su inicio en la Estación Espacial Internacional, la NASA señala que el potencial de la tecnología va más allá de la órbita baja de la Tierra. Werkheiser describe la impresión en 3D como ‘absolutamente un habilitador crítico para las misiones de exploración de la NASA.’
 
De hecho, recientemente la NASA ha financiado el desarrollo de un prototipo de impresora 3D destinada a crear alimentos gracias a materias primas baratas que tienen una vida útil más larga. Esta ‘impresora 3D de pizzas’ podría ayudar en las misiones de larga duración como la prevista a Marte por la NASA, de 500 días duración.
 
La impresión en 3D no es la primera vez que realiza su incursión en condiciones de microgravedad. La compañía probó diferentes tecnologías de impresión 3D en 2011 en vuelos parabólicos con los que se logran cortos períodos de ingravidez.
 
Pero mientras que esto no será más que una misión para demostrar la capacidad de impresión en 3D en el espacio, Made in Space se está centrando en el desarrollo de un sistema que servirá para crear una infraestructura permanente en el espacio que permita crear piezas en el espacio a partir de 2016.