El padre de la impresión 3D pasó por Barcelona

Redacción
Martes, 10 Septiembre 2013

Michael J. Cima fue un turista más en Barcelona en junio de 2013. Y como tal se fue con su familia a visitar la Sagrada Família. Lo que sus compañeros de paseo seguramente no sabían es que este ingeniero y catedrático del Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston (EEUU) fue quien creó la tecnología con que se hacen las maquetas del templo: la impresora 3D, que utilizan los arquitectos actuales de la basílica para plasmar en figura lo que imaginó Gaudí.

Una situación que llena de orgullo al profesor, el dual ha recordado cómo surgió aquel invento que parece destinado a revolucionar los sistemas de fabricación: "La hice hace 30 años con otros compañeros para hacer prototipos rápidos en un momento en que EEUU había perdido ya no sólo la producción industrial sino también el diseño, que es lo que aporta valor. En poco tiempo salieron varios tipos de impresión. Éramos grupos pequeños que competíamos amigablemente".

Con la patente, él y sus socios crearon una empresa, ZCorp, que luego fue comprada por 3D Systems, la cual se ha consolidado como el gigante del sector del prototipo rápido, los antecesores de las actuales impresoras domésticas.